jueves, diciembre 06, 2012

La Sombra del Nganga (Sacerdote del Palo Monte)

Estimados lectores dándole mayor continuidad y amplitud de Conocimiento,  queremos en este momento compartir con ustedes este muy buen material realizado por EL TATA JOSE CASTRO, esperamos que sea de su gran agrado.


“SIEMPRE SE A DICHO QUE EN LA UNION ESTA LA FUERZA, Y QUE LA CEIBA MAS GRANDE NI UN HURAcAN LA TUMBA; ASI QUE AHORA AGRARRENsE TODOS ESTOS FALSANTES E ENVIDIOSOS, POR QUE, LES VIENE ES UNA MANADA DE ELEFANTES QUE NI UNA BOSQUE PUEDE PARAR SU GRAN FUERZA NI MAGNITUD. TATA ANGEL PADILLA SIETE RAYOS VENCE BATALLA



Que significado optime este concepto “La Sombra del Nganga” (sacerdote de la regla del palo Monte). Cuando nombramos este término hablamos del mundo invisible del mismo tata, hablamos del movimiento y concepto energético, del mundo de potestades mágicas encerradas dentro del otorgamiento recibido a través de los diferentes ceremoniales, potestades y privilegios al que un sacerdote de esta creencia es victimizado para conseguir fuerza y poderes mágicos.

Cuando un iniciado comienza dentro de este extenso mundo de magia, ritos y ceremonias, no está conectado a su sombra aun, es decir que este nace vinculado a la sombra de su tata o padrino de regla, este según su descendencia o linaje no recibirá atributo o potestad alguna a la hora de la iniciación o rayamiento en palo monte,  situación que puede tener su variante según el linaje del Nzu Nganga (casa religiosa o templo) donde este se inicia, pues existen diferentes tipos de atributos que un iniciado puede recibir según las potestades que el mismo tata o deidades pueda otorgar.

Dentro de esta creencia de potestades, nombramientos y ceremonias hay que acotar que no todo dentro de este culto está regido por ceremoniales conceptuales o normativas formalizadas. El tata tiene la autoridad de nombrar potestades y otorgamientos basados en el trabajo y el esfuerzo del mismo iniciado sin la necesidad de pasar este por ceremoniales puntualizados para alcanzar el merito.  Esto quiere decir que al momento de iniciarse ejercer oficio Congo, el mismo podrá seguir ejerciendo la potestad otorgada en futuras ocasiones bajo la tutela de su tata.

Todo iniciado es un aprendiz y como tal ejercerá su función según el merito que este alcance por su dedicación y esfuerzo dentro de la practica al oficio Congo.

Dentro las diferentes facultades que este aprendiz pueda ejercer esta el furria Malafo” (soplarle bebida litúrgica), buscar las hiervas si este está ya está facultado dentro del aprendizaje a la tarea para realizar los diferentes actos atraves del trabajo en el cuarto de fundamento o fuera del, el encender la vela, ayudar en el sacrificio de animales, etc. Son muchas las potestades que un iniciado puede ejecutar si  su tata le da esta licencia o potestad dentro del oficio Congo.

Es de mucha importancia que entre el tata y su ahijado o iniciado exista un acoplamiento activo o vibratorio en base a la confianza mutua, “la confianza no mata confianza”, dice un dicho Congo. Se hace de mucha importancia esta aclaratoria si el iniciado no está afiliado a esa confianza no abra potestades si el tata no lo siente de esa forma y manera. Pues un ahijado desobediente, malcriado o contrario a la buena crianza del tata, quedara execrado de toda posibilidad de aprendizaje y potestades. Es que entre ambos debe de existir una continuidad vibratoria que permita el encadenamiento al desarrollo y el aprendizaje del aprendiz o iniciado.

Cuando un aprendiz o iniciado es contrario a los preceptos expuestos en su juramento o leyes de su Nzo nganga (casa templo), o rompe el pacto con su iniciador o tata sea por el motivo que fuese, romperá también con todo aquello que este allá conseguido a través del logro y la posibilidad ganada, es decir que toda potestad dentro del pacto padrino/ahijado quedara disuelta y de esa forma su campo vibratoria quedara desconectado y revocado por las mismas deidades y tata que un día diera licencia. Este quedaría desconectado de su mundo ancestral y revocado de toda responsabilidad y desarrollo dentro del cuarto de fundamento o fuera.

Esto hay que expresarlo de esta forma y ser puntual. La deslealtad o la traición dentro del continente africano puede costarle la vida aun desleal. En la isla de cuba también este tipo de actos tienen su consecuencia drástica y son varios los actos de represaría que se pudieran tomar en contra de un desleal o traicionero aprendiz. Es importante que dentro de esta creencia se tomen las decisiones seguras y determinantes que son los preceptos que darán la estabilidad y el afianzamiento a un iniciado dentro de un nzo nganga. Conocer al tata y su linaje, interactuar con este y saber cuál ha sido su trayectoria y viceversa. Pues un ahijado que sea problemático solo traerá problemas y atrasos innecesarios para su vida por sus grandes incapacidades de acoplarse a un sistema o reglamentos quedando expuesto al descredito publico o de la comunidad litúrgica, discapacitado de ejercer cualquier potestad y licencia dentro del mundo invisible. Este deberá o tendría que jurar en otra Unganga para poder recomenzar o reanudar su conexión ancestral, situación que no será buena para este, pues la deslealtad es mal vista en todo Nzu Nganga (casa templo), pues en muchas de estas casas tomaran en cuenta que si se lo hizo  a su iniciador, también será capaz de hacerlo allí.

Debo acotar, que las deidades no comprenden de estimulaciones o sentimientos humanos, es decir que se rigen bajo leyes ancestrales.

Un iniciado estará sujeto a la sombra de su padrino, hasta que este no tenga la suya propia, pues con el tiempo, la lealtad, la confianza, el merito, la perseverancia, la honestidad en base a la construcción de su destino religioso, serán los atributos que este deberá sostener en base a su misma formación y practica futura. Es decir que un iniciado con el tiempo obtendrá su sombra a través de su Unganga, quedando este desvinculado de la sombra de su tata, es entonces donde en este mundo de potestades y privilegios le servirán a aquel iniciado todo lo aprendido y practicado dentro de su propio sistema vibratorio, su propia sombra, y su propia imagen espiritual que sería su misma Unganga, es decir que su misma prenda o fundamento será el mismo.

Un futuro iniciado debe tomar muy en cuenta, que una vez introducido en este culto como “Nguello” (iniciado en el culto al palo monte) su vida deberá ser evolutiva, progresista, honorable, digna y estable, claro basado en un verdadero estado de comprensión y conciencia sobre la evolutividad del ser y la ética de la vida. Su vida desde ese momento será otra, dando paso a un nuevo ser en proceso de formación espiritual y personal, pues ambos procesos o en la combinación de ambos siclos darán como resultado a un “Nganga” (sacerdote de la regla) respetable y honorable, pero por sobre toda posición “Un nuevo ser humano”, pues sin importar quien fue, solo se tomara en cuenta su capacidad constructora y evolutiva dentro de ambos siclos de vida armonizados y evolucionados en este proceso.

Continuara…
TATA JOSE CASTRO. 


0 comentarios:

Publicar un comentario