jueves, octubre 25, 2012

Las 7 leyes universales y los Orishas (Sexto principio)



Estimados lectores dándole mayor continuidad y amplitud  a este tema queremos en este momento compartir con ustedes el Sexto Principio este muy buen material realizado por Ifá Pagano (Ojuani Ni Shiddí)espero que sea de su gran agrado, ya que en este tema este sacerdote de ifa nos habla de las Leyes 7 Universales y los Orishas. y a  continuación los dejamos con el tema.



TATA ANGEL PADILLA SIETE RAYOS VENCE BATALLA







Las 7 leyes universales y los Orishas 
(Sexto principio)


causa2Befecto_zpsc78bb573.jpg
  • Principio de causa y efectoToda causa tiene su efecto, todo efecto tiene su causa; todo sucede de acuerdo con la Ley; la suerte no es más que el nombre que se le da a una ley no conocida; hay muchos planos de casualidad pero nada escapa a la Ley.
El sexto principio universal, se siembra viento para recolectar tempestades.
El principio universal número seis, el más conocido y el más irrespetado por los sacerdotes de la religión yoruba; este principio es Orunmila en persona y está asociado con su fuente de energía, es decir el planeta Saturno. Reza vulgarmente este principio universal que: "Lo que siembres eso recogerás" es la regla de oro para el comportamiento humano. Ah! pero somos una raza estúpida, sembramos abrojos y queremos recoger rosas. Aquí debo detenerme un momento, pues ha llegado a tal el grado de descomposición y degradación el sacerdocio de Orunmila, que ya su colectivo adora los efectos y no las causas, por eso el sacerdote afrocubano vive sumido en la superstición y en el fetichismo, pues su fe hace tiempo se centró en ídolos de piedra y cemento. Quizás alguno de ustedes me acuse de querer destruir la fe en los Dioses yoruba, pero aquel que piense que puede conseguir lo que su ego inferior le dicte solo con un puñado de caramelos y una vela ante Elegbara, es un fetichista, es un ignorante y un arrogante que cree que puede soslayar las leyes que rigen el universo. Los atributos de los Orishas son solo un punto de apoyo a modo de palanca para proyectar nuestra voluntad, la que siempre debe polarizarse hacia lo positivo. Pero ¿Quién de nosotros se arrodilla ante el atributo del Orisha pidiendo misericordia para sus enemigos? ¿Quién de nosotros ora ante Orunmila para decirle que está conforme con lo que tiene y le da gracias por ello? ¿Quién de nosotros asume la valentía de reconocer ante su Orisha tutelar que lo negativo que le ocurre es producto de lo que el mismo sembró? No, eso jamás, el culpable siempre es el otro pues mi ego inferior es el que manda en mi; y aquí vale citar un fragmento de un escrito que leí en un foro yoruba: “El tomo su Ifá para mentir, el cogió a Eshu para robar, el miró con desprecio hacia el cielo, como si nunca fuera a morir’’.
A veces da vergüenza lo que algunos mayores  de Ifá tratan de enseñarnos, y es allí donde uno comienza a reflexionar sobre el paso religioso que dio, pues a la larga, uno se da cuenta de que quienes trataron de hacerle creer a uno que se las sabían todas en Ifá, son solo unos mendigos andrajosos que tratan de torcerle el camino a la gente decente, y que de verdad siente en el alma el culto a los Orishas. El suscrito no es un hombre santo, ha cometido sus errores y generalmente con la venia de los que se decían mis padrinos y mis mayores, pero al menos rectifiqué y aunque pago ahora por mis errores, el mejor paso que di dentro de la religión afrocubana fue separarme de esa gente y aislarme en mi casa con los míos, y no importa que me llamen falta de respeto, pues no serán ellos quien me juzguen sinoOloddumare.
1330563624937-Op_n_de_Ojuani_Shid_2.JPG
Rubén Cuevas
Olúo Ojuani ni Shiddí

0 comentarios:

Publicar un comentario