lunes, septiembre 26, 2011

LOS PADRINOS, LAS MADRINAS SU ÉTICA Y LOS AHIJADOS.




El ser Padrino o Madrina no es una etiqueta, un juego o mina de oro, sino es una responsabilidad espiritual, de fe, sentimental, de ética y de honor.


He notado con mucha preocupación que en las religiones Las Santería, El Ifa, El Palo Mayombe, las más conocidas a nivel mundial después de la trata de esclavos que se vivió en el mundo, en donde los españoles  compraban a negros que eran secuestrados por una tribus de  negros dominantes y que poseían el hierro, con lo que le pagaban a cambio las grandes embarcaciones españolas; ellos compraban armas y se daban los grandes lujos, muchos dicen que los esclavizadores eran los españoles pero para mí en mis investigaciones digo que no ya que ellos se encargaban era de comprar a los negros cautivos, por la tribus de negros dominantes que se encargaban de secuestrar  a los demás sin importarle  de que tribus o etnias pertenecieran o fueran para montarlos en los barcos en donde los mandaban a acostarse el en piso del interior de estas embarcaciones, y en donde unos iban encima de otros, donde muchos morían por hambre o por enfermedad, eran personas crueles que no les importaba agarrar y amarrar a un grupo de negros sin importarle que fueran hombres o mujeres y tirarlos al mar con un grillete de plomo amarrado al pie de uno de ellos y como se encontraban  amarrados uno del otro  para que se murieran ahogados, a llegar a los puertos de Brasil, Cuba, España entre otros países del mundo agarraban a los sobrevivientes y le echaban cera en todo el cuerpo para que se vieran brillantes y así vénderlos  a sus esclavizadores  quienes los ponían a trabajar duro y por largas horas diarias, donde solo le daban la comida y alguna poca ropa, de resto lo que le daban era trabajo y más trabajo.

Poco a poco se fueron acrecentando las religiones ya antes mencionadas, pero para aquellos años en 1800 0 1900, los padrinos y madrinas se dedicaban a enseñar a sus ahijados, como debe de ser y con mucha Ética religiosa, en donde muchas veces todo lo hacían a escondidas de sus amos en el caso de los negros esclavos, en donde sus padrinos o madrinas le enseñaban a sus ahijados que adoraran a las mismas imágenes que sus amos pero eso si sabiendo ellos que  simbolizaba a sus ancestros o creencias, que debían mantener ocultas o clandestinas sus creencias por temor a que sus amos los castigaran o hasta los mataran.

Los padrinos y madrinas al tomar la responsabilidad de representar y enseñar a un ahijado por el camino del bien están haciendo un acto de fe, sin importar la religión que practique, ya que no es solo como se dice llenarse la boca diciendo que es su ahijado, sino que también es su guía, su maestro y hasta llega un momento que en ausencia de los padres el padrino puede fingir como sus padres. Debemos tener presente que la ética profesional religiosa de los padrinos o madrinas no es solo el presentar al ahijado hasta el fundamento, altar o al trono y ya, para después dejarlos como se dice todo perdidos en el espacio sin ningún tipo de conocimiento o como hacen muchos locos en la actualidad en muchas religiones que le dicen a los ahijados que se lean un libro de pie a cabeza, se los memoricen y así aprenden todo lo que tienen que aprender, pero están bien equivocados ya que el padrino es quien guía, es quien le da licencia o permiso a un ahijado de ayudar en cualquier ceremonia, de encender una vela, rociar aguardiente, de que queme pólvora, busque y recoja las hierbas, hacer conjuros o hechizos, todo esto se hace bajo la supervisión y autorización de los padrinos y madrinas.

Hay casos que yo personalmente no los comparto ya que los padrinos y madrinas, presentan al ahijado ante el fundamento, altar o trono y después vienen con el descaro de decirle a los ahijados que cuantos tienes dependerán de cuanto te enseñare, esta es una de la mayor falta de respeto y estafa que le puedan estar haciendo a los ahijados ya que los padrinos y madrinas no pueden pensar que el tener un ahijado será una mina de oro, que cada vez que desee dinero vallan a pedirle a los ahijados y si no se lo dan se van o se alejan de sus ahijados, se han visto casos que se les desaparecen a los mismos y los dejan abandonados a la intemperie sin ningún tipo de enseñanza, estos ahijados después que ven que sus padrinos y madrinas los dejan solo o abandonados se van a hacia donde otras personas quienes serán a partir de ese momento sus padrinos o madrinas adoptivos y ellos si les enseñan de corazón y con mucha ética religiosa lo que deben de aprender paso a paso, y siempre con la licencia y supervisión de sus mayores.

Otro grave y garrafal error que se está cometiendo es el que los padrinos y madrinas primero se va a la cama con las ahijadas o ahijados y después les hacen las ceremonias que les tengan que hacer; hay que tener presente que un ahijado es como nuestro propio hijo y no se puede estar pensando en estar en una cama con un ahijado o ahijada por que estén muy guapas o buenmozo, esto le hago referencia en general ya que se está viendo este tipo de caso de padrinos o madrinas acostándose con ahijadas o ahijados y después las hacen sus esposas o esposos y  estos se ven en la necesidad dejar a sus hijos y anterior pareja con la cual llevaban muchos o varios años de relación.

Otro caso que se está viendo muy comúnmente es que los ahijados buscan a los padrinos y madrinas que tengan miles o al que tenga más ahijados, al padrino o madrina no lo hace la cantidad de ahijados, el buen  padrino es aquel que se encarga de sus ahijados, es aquel que esta pendiente de enseñar y guiar a sus ahijados a que haga lo correcto, es aquel que le brinda apoyo  incondicional a sus ahijados en los momentos que más lo necesita, es aquel que no anda pendiente del dinero para darle sus conocimientos al ahijado o ahijada, es aquel que ve al ahijado o ahijada como sus propios hijos y no con ojos para estar en una cama con ellos, es aquel que le brinda todo el cariño y aprecio que se merece el ahijado e ahijada como si fueran nuestros propios hijos.





Siete Rayos Vence Batallas

3 comentarios:

Publicar un comentario