viernes, agosto 12, 2016

CARACTERISTICAS DE LOS HIJOS DE CADA SANTO


CARACTERISTICAS DE LOS HIJOS DE CADA SANTO:

LOS HIJOS DE YEMAYA (VIRGEN DE REGLA)

 Los hijos de Yemayá suelen ser estrictos, autoritarios, arrogantes, amantes del lujo y de las joyas, preferentemente piedras preciosas azules, perlas y corales. Tienen mucho espíritu de superación, son luchadores constantes y decididos. Jamás pierden la dignidad frente a los avatares que les reporta la vida, son inteligentes, persuasivos y muy hábiles. Los hijos de Yemayá suelen ser muy buenos padres, educando con amor, diálogo, rectitud y respeto. 

LOS HIJOS DE BABALU AYE (SAN LAZARO)

 Los hijos de Babalú Ayé son dados a rigurosas promesas y sacrificios de flagelación. Muy caritativos y responsables, se preocupan por el bienestar, tanto físico como mental, de las personas de su entorno. Son también muy generosos y altruistas, dando gratuitamente no sólo comprensión, afecto y consuelo, sino también bienes materiales. Las personas necesitadas y desvalidas, tanto física como espiritualmente, se acercan instintivamente a ellos, para los que siempre tendrá las palabras más oportunas y las manos tendidas. 

LOS HIJOS DE OBA (SANTA RITA DE CASIA) 

Los hijos de Obá son personas valerosas que se enfrentan a los fracasos y a las dificultades que se suceden en su vida con una gran entereza. Muy crédulas y de buena fe, acostumbran a ser incomprendidas y desgraciadas en el amor, sus experiencias sentimentales suelen estar llenas de celos, abandonos y amargura. No obstante, en lo que respecta al sector material e intelectual de su vida, sus méritos son públicamente reconocidos, poseyendo una imagen de abundancia y también de grandes éxitos. 

LOS HIJOS DE CHANGO (SANTA BARBARA) 

Los hijos de Changó son muy propensos a la precipitación, la impulsividad y la cólera. Son voluntariosos, enérgicos, engreídos, dotados de una clara y aguda inteligencia, no toleran la falsedad o el engaño y son vengativos y agresivos frente a la ofensa. No obstante, ello no excluye que los hijos de Changó sean sumamente celosos, protectores y generosos con sus allegados, haciéndoles partícipes de su inagotable fuerza. 

LOS HIJOS DE OYA (SANTA TERESITA DE JESUS O LA CANDELARIA)

 Los hijos de Oyá suelen ser autoritarios, poderosos, voluptuosos y sensuales. Son terribles e imprevisibles sus reacciones frente al enfado, sobre todo cuando dicho enfado es producto de los celos. Son tremendamente fieles cuando están enamorados y seguros de la correspondencia de su pareja pero, ante un resquicio de duda, pueden manifestarse como personas infieles y sumamente promiscuas. 

LOS HIJOS DE OCHOSI (SAN NORBERTO) 

Los hijos de Ochosi suelen tener una personalidad quizá un tanto primaria. Son rápidos de reflejos, listos y pendientes de cualquier oportunidad que les surja, que a buen seguro no dejarán escapar. Siempre alerta frente a los avatares que les pueda deparar el destino, necesitan sentirse libres. Con claras tendencias nómadas y bohemias, su núcleo familiar suele sufrir por dicha causa. No obstante, los hijos de Ochossi siempre se muestran leales y hospitalarios con respecto a las personas de su entorno y también muy protectores y amantes de su familia. 

LOS HIJOS DE OGGUN (SAN PEDRO) 

Los hijos de Oggún suelen tener una personalidad violenta, impulsiva y belicosa. Su fuerte carácter les hace impredecibles y de difícil trato, ya que jamás perdonan ni olvidan las ofensas, siendo personas rencorosas y pendencieras. Nunca menguan frente a las dificultades ni abandonan sus empeños a medio camino. Muy seguros de sí mismos, no pierden las esperanzas de un triunfo futuro. Entre sus cualidades está la constancia, la sinceridad y la nobleza. Son personas de una sola palabra, leales, francos y protectores. 

LOS HIJOS DE OBBATALA (VIRGEN DE LAS MERCEDES)

 Los hijos de Obbatalá suelen ser personas cultas e intelectuales, dignas de confianza, con mucho aplomo y fuerza de voluntad, de rectitud moral y de criterio, reservada, constante y consecuente con las decisiones tomadas y muy generosas con familiares, amigos y allegados, estando siempre dispuestas a ayudar al prójimo con generosidad y desprendimiento. Obbatalá suele representarse bajo una imagen de madera decorada con conchas y cubierta con telas blancas. Dicho Orisha es llamado para que dé esperanza a los desamparados, cambie la mala por la buena suerte y ayude a recuperar la paz de espíritu, la serenidad y la calma. Ayuda a equilibrar el sistema nervioso y concede hijos a las mujeres estériles. Rige los pensamientos, los huesos y la cabeza. 

LOS HIJOS DE ELEGGUA (NIÑO DE ATOCHA) 

Los hijos de Elegguá suelen ser muy hábiles e inteligentes pero poco constantes en sus iniciativas y propósitos. Muy dados a frivolizar y a divertirse, pueden llegar a rozar el límite que separa la legalidad de lo ilegal o fraudulento. No obstante, siempre serán encantadores y muy propensos a desarrollar sus funciones dentro de altos cargos empresariales o políticos 

LOS HIJOS DE OCHUN (VIRGEN DE LA CARIDAD) 

Los hijos de Ochún son personas sumamente atractivas, divertidas, simpáticas, coquetas, generosas y con mucho espíritu de superación. Suelen gozar de buena posición social y poseer bienes materiales, pero aunque carezcan de ellos siempre ofrecerán a los demás una imagen de calidad y abundancia, siendo consumidores de productos costosos y elitistas, amantes del lujo, las joyas, la ropa costosa y los perfumes. Aunque impulsivas, sensuales y voluptuosas, siempre cuidarán las apariencias, procurando no contrariar con su actitud la ética y moral de los demás, concediendo mucha importancia a la opinión y consideraciones ajenas.   
http://lossantosguerreros.blogspot.com/2015/07/caracteristicas-de-los-hijos-de-cada.html 

0 comentarios:

Publicar un comentario